El Concejo de Mendiola exige “respeto” hacia su decisión de derribar la cruz de Olarizu

Copa del Trofeo Araba-Álava Saria
9 septiembre, 2018
Detenido por agredir e insultar a su pareja
11 septiembre, 2018

El Concejo de Mendiola exige “respeto” hacia su decisión de derribar la cruz de Olarizu

cruz de olarizu mendiola
El Ayuntamiento de Vitoria rechaza el derribo al considerar que “no es un símbolo franquista”

El Concejo de Mendiola, en el día de Olarizu, exigió “respeto” a su decisión de derribar la cruz de Olarizu, frente a la negativa del Ayuntamiento de Vitoria. Ambas entidades públicas divergen en las actuaciones de memoria histórica relativas a la cruz.

Desde el Concejo, a quién pertenece la parcela en la que se ubica dicha cruz, defienden su decisión de “retirar o derribar” la cruz franquista. El alcalde Gorka Urtaran, por el contrario, rechaza esa medida al considerar que “fue sufragada por suscripción popular y concebida como un monumento exclusivamente religioso. Sin embargo, las autoridades de la dictadura franquista obligaron a transformarla en un símbolo político, al incluir en su base los nombres de los sacerdotes alaveses asesinados por el bando republicano”. Por ello, el Ayuntamiento de Vitoria ha colocado una placa conmemorativa en terrenos próximos a la Casa de la Dehesa.

Ante esta negativa, el Concejo de Mendiola exigió “respeto” a “una decisión legal y legítima” tomada por la entidad “de retirar o derribar la cruz franquista de Mendiola”. El Concejo criticó también que la medida de colocar una placa contextualizadora del monumento se tomase sin su implicación. “El planteamiento final llegaba por tanto a la Junta Administrativa de Mendiola sin que el Concejo del pueblo, competente en la cuestión, hubiera tomado parte en el proceso previo de debate y propuesta, si bien era el propio Concejo de Mendiola quien debía tomar una decisión final al respecto”, expuso.

El Ayuntamiento de Vitoria basa su negativa a derribar la cruz en el informe de la historiadora Virginia López de Maturana, que defiende la naturaleza religiosa del monumento, que las autoridades franquistas transformaron en un símbolo político. “Valoramos positivamente las iniciativas que las diferentes administraciones están llevando adelante en defensa de la memoria histórica y respetamos el trabajo desarrollado por la historiadora Virginia López de Maturana, pero resulta evidente que el Concejo Vecinal de Mendiola no comparte las conclusiones”, declaró el Concejo.

 

Foto: Hala Bedi