Detenido por agredir a su pareja en una pelea

Los hechos ocurrieron hacia las dos y media de la madrugada en la calle Diputación

Un hombre de 27 años fue detenido ayer por agredir a su pareja en una pelea entre ambos, mientras que ella está siendo investigada como presunta autora de un delito de violencia doméstica.

Los hechos ocurrieron hacia las dos y media de la madrugada, tras recibir una llamada al 092 que informaba de una agresión de un hombre a una mujer en la calle Diputación. La patrulla localizó al presunto agresor con la ayuda de un testigo y, mientras trataba de aclarar lo sucedido, el hombre, de 27 años, arremetió contra los agentes lanzando patadas y puñetazos, por lo que, tras comprobar los hechos, procedieron a su detención, pasando ayer a disposición judicial.

La mujer, por su parte, está siendo investigada como presunta autora de un delito de violencia doméstica, ya que se agredieron mutuamente.

Zarandea y amenaza con un cuchillo a su madre

Un joven de 20 años fue detenido el pasado sábado por agentes de la Policía Local como presunto autor de un delito de violencia doméstica.

Una llamada al 092 alertó hacia las 15.30 horas de problemas familiares en una vivienda del barrio de Zabalgana. Una patrulla se personó y localizó a un matrimonio y a su hijo, quien, al parecer, debido a una discusión, tomó un cuchillo de grandes dimensiones y amenazó con él a su madre, además de zarandearla y empujarla contra la pared, hasta que apareció el padre en su defensa. Tras entrevistarse con las personas implicadas en el incidente, los agentes procedieron a la detención del varón, reincidente en agredir a su madre, y horas después pasó a disposición judicial.

Otro joven de 21 años fue detenido ayer como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena. Los hechos se produjeron pasadas las siete de la mañana cuando una patrulla fue requerida por una pelea en el exterior de una discoteca de la Plazuela de la Estación. Tras identificar a varios de los implicados y aclarar los motivos que habían originado la riña, los agentes comprobaron que uno de ellos había quebrantado una orden protección sobre su expareja que se encontraba en el interior del local, por lo que se procedió a su detención y ayer pasó a disposición judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *