Bomberos y Policía Local realizan diversas intervenciones por la tormenta

La lluvia y el fuerte viento ocasionaron la caída de una farola y un árbol y peligros de desprendimientos de toldos

La caída de una farola y un árbol, sillas de terrazas que golpearon a un vehículo, y toldos con peligro de desprendimiento fueron algunas de las intervenciones de los bomberos y la Policía Local como consecuencia de la tormenta y el fuerte viento que se registraron ayer, hacia las cinco y media de la tarde.

La caída de un árbol de grandes dimensiones, en el Portal de Zurbano, sobre la calzada y sobre un vehículo estacionado provocó el corte de los carriles de la vía, así como daños al turismo y a la fachada de una empresa próxima. Varias patrullas de la Policía Local tuvieron que regular el tráfico en la zona, mientras los bomberos se encargaron de trocear y retirar el árbol

Una farola de la avenida del Cantábrico cayó ayer obstaculizando totalmente la calzada. Los bomberos acudieron hacia las 19.15 horas, desconectaron y apartaron la luminaria hacia el centro de la calle, sobre una acera central, donde la desmontaron para ser retirada posteriormente por los servicios eléctricos municipales.

Varias sillas de los veladores de un local hostelero de la plaza de la Unión volaron, minutos antes de las 21.00 horas, y una de ellas golpeó un vehículo estacionado. Agentes locales localizaron al titular del turismo, le informaron de lo ocurrido e identificaron a la responsable del establecimiento para que se hiciera cargo de los daños.

En Elorriaga cayeron ramas de árboles en una zona de chalets, pero no fue necesaria la ayuda de los bomberos ya que la propia patrulla que acudió se encargó de desplazar las ramas a una zona segura. Otros agentes tuvieron que desplazar parcialmente un toldo de obra en un edificio en la calle Luis Olariaga que había quedado colgando sobre la calzada. La dotación de bomberos se encargó de asegurarlo bien.

Policía Local y Bomberos han recordado a la ciudadanía la importancia de asegurar correctamente obras, veladores, toldos, persianas y macetas, especialmente, en días con inclemencias meteorológicas como las tormentas que se suelen repetir en verano. Por último, se recomienda reducir la velocidad y circular con mayor precaución cuando los conductores se vean sorprendidos por dichas tormentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.