La oposición rechaza el requisito de realizar trabajos sociales para optar a viviendas municipales para jóvenes

La diversidad se sienta a la mesa este domingo
5 noviembre, 2018
gala aniversario
Más de 100 artistas participarán en la gala por el 100 aniversario del Principal
7 noviembre, 2018

La oposición rechaza el requisito de realizar trabajos sociales para optar a viviendas municipales para jóvenes

El contrato de las viviendas que sorteará Ensanche 21 obliga a invertir mínimo 8 horas mensuales en entidades sin ánimo de lucro

Irabazi, EH Bildu y Podemos han mostrado su rechazo a la medida impulsada por el Ayuntamiento por la que los jóvenes que adquieran una de las 10 viviendas que sorteará Ensanche 21 deberán realizar un mínimo de 8 horas mensuales de trabajo en entidades sin ánimo de lucro. La oposición también se ha mostrado en contra de que la adjudicación se realice mediante sorteo.

Ensanche 21 tiene previsto sortear 10 viviendas de su propiedad para jóvenes de hasta 31 años, que lleven como mínimo 3 años empadronados en la ciudad y las familias no podrán superar los 4 miembros. Estas son algunas de las condiciones para optar al sorteo para adquirir un piso cuyo alquiler será de entre 150 y 400 euros al mes.

Los contratos, sin embargo, incluyen una cláusula por la que los inquilinos deben comprometerse a realizar un mínimo de 8 horas mensuales de trabajos comunitarios, según desveló la Cadena Ser. Una medida que Irabazi, EH Bildu y Podemos han rechazado y han pedido que se elimine.

Óscar Fernández, de Irabazi, ha defendido que “la vivienda es un derecho reconocido por ley, por lo que no tiene sentido exigir una prestación a cambio de facilitar la adquisición de un derecho”. “Los derechos fundamentales como el acceso a la vivienda se tienen que garantizar para todas las personas, no caer en el chantaje”, ha declarado.

EH Bildu también ha rechazado que deban imponerse requisitos adicionales al pago de una renta mensual en concepto de alquiler. “La adjudicación debe realizarse dando prioridad en función de ingresos, número de miembros, etc, Y la contraprestación del alquiler debe ser la renta, sin pagos adicionales que se les imponga por su condición de jóvenes”, ha explicado el concejal Felix Gonzalez.

Podemos también ha mostrado su desacuerdo con la medida. “La vivienda es, o debería ser, un derecho fundamental. El gobierno está entrando en un terreno muy peligroso al introducir condiciones que lo único que hacen es vulnerar dicho derecho”, han expuesto.

Nuevo criterio de adjudicación

Irabazi y EH Bildu también se han mostrado contrarias a que la adjudicación de los pisos se lleve a cabo mediante sorteo. Irabazi considera que este hecho puede crear graves injusticias y, además, no tiene sentido que la administración pública reparta “al azar” un derecho subjetivo como es la vivienda. Por ello, proponen sustituir el sorteo por una baremación en función de la renta.

Para EH Bildu, la base de ese baremo ha de ser la solicitud de alquiler hecha en Etxebide, “otorgando prioridad a los solicitantes en atención a la renta disponible, y el número de miembros de la unidad de convivencia”. En ese sentido, la coalición plantea que se solicite desde Ensanche 21 al Gobierno Vasco la elaboración de una lista baremada con carácter periódico. Los criterios de filtrado serían ser menor de 31 años, solicitante de Vivienda en Gasteiz, carencia de vivienda, e ingresos inferiores a 3 veces el SMI.

El Partido Popular, por su parte, ha mostrado su rechazo a todo el plan de viviendas para jóvenes por considerar que es competencia del Gobierno Vasco.