Una querella alavesa y un centro de Memoria y Derechos Humanos

La Plataforma contra los Crímenes del Franquismo propone esas dos medidas a las instituciones contra la impunidad

La Plataforma Vasca contra los Crímenes del Franquismo propone a las instituciones vascas la presentación de una querella alavesa y el desarrollo de un centro de memoria y derechos humanos. “Dos medidas concretas contra la impunidad y en defensa de un modelo de Memoria sin excepciones, que asista por igual  a todas las víctimas de todas las vulneraciones de Derechos Humanos”, subraya la plataforma. Una propuesta que nace “tras la polémica creada por el apoyo de las instituciones vascas al proyecto de memoria excluyente que pretende imponer el gobierno español en Vitoria-Gasteiz”.

En primer lugar, la plataforma ha hecho un llamamiento a las instituciones alavesas para que inicien el procedimiento judicial contra los crímenes del franquismo perpetrados en Álava en base a los testimonios recopilados por la Oficina Pública de Atención a las Víctimas del Franquismo puesta en marcha por la Diputación Foral. “Esa documentación tiene que servir de soporte para iniciar inmediatamente una querella alavesa en los juzgados locales contra todas las vulneraciones de Derechos Humanos sufridas por la población alavesa entre 1936 y 1978”, destacan.

La segunda propuesta “está directamente relacionada con la polémica suscitada en torno al modelo de memoria excluyente que pretende imponer el gobierno español en Vitoria-Gasteiz con su proyecto denominado Centro Memorial Víctimas del Terrorismo“. Las víctimas del franquismo se sienten “directamente interpeladas por un proyecto que recoge un ámbito temporal que afecta a miles de víctimas de la dictadura franquista” pero en el que, sin embargo, sólo tienen cabida las víctimas que recoge el texto de la ley española de “Reconocimiento y protección Integral a las Víctimas del Terrorismo” (29/2011), “dejando fuera a todo un universo de décadas de violencia de Estado que continúa en la más absoluta impunidad”.

Por ello trasladan a las instituciones la exigencia de que no avalen ese proyecto y que apuesten por otro basado “en una  Memoria sin excepciones que asista a todas las víctimas“. “La propuesta es concreta, plantea vincular la Memoria a los Derechos Humanos y no a la ley española 29/2011”, explican. Rescatan así la propuesta de creación de un Centro de Memoria y Derechos Humanos en la iglesia de San Francisco de Asís en Zaramaga, donde se produjo la matanza de 5 personas el 3 de marzo de 1976, que “se convertiría así en un espacio recuperado para la pedagogía democrática”. Una medida que “a pesar de haber entrado en los presupuestos del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para el ejercicio 2016 con una partida asignada de 35.000 euros con la denominación “Memoria-Gunea. Elaboración del proyecto y acuerdo con el obispado” no se ha comenzado a implementar”, critican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.