Featured Video Play Icon

Ongi Etorri organiza una concentración en apoyo a Helena Maleno

La activista se enfrenta en Marruecos a un juicio por su trabajo en defensa de los derechos humanos

Helena Maleno, activista del colectivo Caminando Fronteras, se enfrenta en Marruecos a un juicio con una petición de condena de entre 6 meses y cadena perpetua por su labor en la defensa de los derechos humanos de las personas migrantes en la frontera sur de Europa. Para dar a conocer su caso y para mostrar el apoyo a la activista, Ongi Etorri Errefuxiatuak Araba ha organizado para el 30 de enero a las 19:30 horas una concentración frente a Correos.

“Helena Maleno es una de las mayores defensoras de derechos humanos. Como activista del colectivo Caminando Fronteras, ha salvado muchas vidas en el estrecho avisando a salvamento marítimo de la existencia de pateras en peligro. Y en el caso de aquellas personas que han perdido la vida, colaborando en el esclarecimiento y reparación con sus familias. Ha mantenido siempre una relación muy cercana con ellas, lo que hace que sea tan querida y se haya convertido en un verdadero referente. También desempeña una importante labor de investigación sobre la situación de las migrantes en la frontera sur, de acompañamiento a quienes solicitan asilo, de protección de aquellas mujeres y menores que han sufrido trata y de impulso del empoderamiento de todas ellas. Son sobre todo sus labores de aviso a salvamento marítimo para los rescates, el origen de la grave acusación que recae sobre ella: crimen internacional de tráfico de seres humanos e inmigración clandestina”, explican desde Ongi Etorri.

“El pasado día 10 de enero, Helena Maleno fue citada a declarar por un tribunal de Marruecos, y el día 31 de enero, volverá a hacerlo. La pena a la que se pretende condenar a Helena, que va desde los 6 meses hasta cadena perpetua, quiere ser un castigo ejemplarizante para todas las personas defensoras de derechos humanos. Es decir, se intenta por una parte, castigar a quienes defienden y por otra, infundir el miedo a la represión para desactivar la organización colectiva. En este sentido, Ongi Etorri Errefuxiatuak Araba, quiere trasladar a Araba, que no nos vamos a quedar impasibles ante esta agresión. ¡Defendamos a quien defiende!”, añaden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *