FCC renuncia a su contrato con el Ayuntamiento de Vitoria

El Consistorio debe preparar un nuevo pliego para la licitación del servicio, al que la empresa podría volver a presentarse

FCC, la empresa encargada de la limpieza y las basuras en Vitoria, ha renunciado al contrato que le unía al Ayuntamiento de la capital alavesa alegando que las condiciones económicas acordadas en el contrato hacen “inviable” la actividad a desempeñar. Ahora, el Consistorio debe preparar un nuevo pliego para la licitación del servicio, al que la empresa podría volver a presentarse, aspecto que ha generado malestar entre la oposición. Hasta que el nuevo contrato sea adjudicado, FCC seguirá siendo la encargada de la limpieza y las basuras.

El acuerdo entre Vitoria y FCC se formalizó en 2015, poco antes de la salida de Javier Maroto de la alcaldía, y es el mayor de los contratos municipales, con una dotación de 22,8 millones de euros. Sin embargo, la Comisión Jurídica Asesora del Gobierno Vasco estimó que la empresa era la encargada de hacer frente a un gasto extra de 1,7 millones y por ello ha decidido poner fin al contrato, que tenía vigencia hasta 2023.

El gobierno municipal deberá acordar ahora con la oposición el nuevo pliego de condiciones, pero parte de la oposición ya ha manifestado su rechazo a una nueva licitación y apuesta por estudiar la viabilidad de una gestión directa municipal. EH Bildu, Podemos e Irabazi lograron el pasado marzo el apoyo del PSE a su propuesta de realizar un informe sobre la opción de que la limpieza y las basuras pasen a manos municipales. La moción no fue aprobada por los votos en contra de PNV y PP.

Reacciones

Tras el anuncio de la retirada de FCC, las formaciones han reiterado su apuesta por la municipalización del servicio. El socio de gobierno del PNV, el PSE, considera que hay poco margen para implantar una gestión directa, por lo que defiende “que el contrato que salga sea por el menor número de años posible y en esos años se trabaje de cara a definir un  modelo de gestión directa en el futuro, para que cuando el contrato finalice no pase lo que ha pasado ahora o lo que pasó en el pasado”, en palabras de la concejala Estíbaliz Canto.

EH Bildu ha mostrado su rechazo a que la actual adjudicataria pueda volver a concurrir al concurso “pero ganado más dinero”. Podemos ha pedido al alcalde que explique “con quién ha acordado” desarrollar un nuevo pliego y ha instado al PSE “a mantener la postura defendida antes de la aprobación del actual contrato”, a favor de la gestión directa. Para Irabazi, es “un error mayúsculo” continuar con el actual modelo “porque va en perjuicio de los objetivos de reciclaje de residuos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.