El uso de la bici se incrementa un 17% en los últimos dos años

El Informe del Observatorio de la Bicicleta ha constatado que la circulación por aceras se mantiene en niveles similares

El estudio del comportamiento ciclista en 2017 elaborado por el Observatorio de la Bicicleta en colaboración con el Centro de Estudios Ambientales (CEA) señala un significativo incremento del 17% en la intensidad del tráfico ciclista en los dos últimos años, porcentaje que sube al 80% si se tiene en cuenta el periodo 2014-2017. En el muestreo realizado en las calles Santiago, Gorbea, San Antonio, Florida, Francia, Reyes Católicos, Paseo de la Senda, Avenida Gasteiz y General Álava se ha constatado que las calles con mayor subida de la circulación de bicicletas son San Antonio y la Avenida Gasteiz, mientras que la menor variación se produce en Reyes Católicos.

El estudio muestra a su vez que los hombres utilizan más la bicicleta que las mujeres, un 64,6% frente a un 35,4%. Sin embargo, el estudio muestra que las mujeres prefieren circular por espacios para ciclistas no compartidos con el tráfico de coches y motos, ya que el uso de la bicicleta por parte de las mujeres aumenta en esos tramos.

En relación con la circulación por las aceras, el estudio concluye que se mantiene estable, sin apenas variaciones desde 2014. En torno al 28% de los ciclistas contabilizados en el informe circula por las aceras. Si el incremento fue de 2 puntos en el periodo de 2014 a 2015, en 2017 se ha registrado un descenso de un punto.

El estudio se fija también en el comportamiento de los ciclistas en los cruces regulados mediante semáforos. Para ello, se ha analizado el comportamiento de los ciclistas en el cruce de la calle Olaguibel con Paz. De los datos obtenidos en este muestreo se puede concluir que existe una tendencia positiva en cuanto al respeto de la luz roja. Se observa una mejora de 4,7 puntos con respecto a 2015 y de 6 puntos con respecto a 2014. Comparativamente, respetan más las mujeres que los hombres (77% y 64,5% respectivamente). En todo caso, debe constatarse que ningún ciclista de los que no respetaron el semáforo en rojo ocasionó situación de riesgo a peatones o a vehículos motorizados.

En relación con la utilización de luces y reflectantes, el informe subraya que aunque ha aumentado en 20 puntos, sigue siendo escasa si tenemos en cuenta las campañas realizadas incidiendo en la obligatoriedad y la importancia de la utilización de estos dispositivos para la seguridad del ciclista.  Sólo el 50% de los ciclistas contabilizados circulaba utilizando luces. En realización con la utilización de luces, su uso es también  mayor entre las mujeres (64,4%) que entre los hombres (43,6%).

En lo que tiene que ver con la utilización de dispositivos antirrobo, se aprecia un aumento de 17 puntos en la utilización de los candados de cadena, casi en la misma medida en que disminuye la utilización de los de espiral. El uso de los candados de máxima seguridad, tipo U y articulados, aumenta muy levemente desde 2014 (0,5 y 1,9 puntos respectivamente).

Respecto a los lugares a los que se amarran las bicicletas, se aprecia un ligero incremento en la utilización de elementos del mobiliario urbano y de los árboles (3,2 y 1,1 puntos desde 2014 respectivamente), a pesar de las campañas informativas y sancionadoras. Casi el 15% de  bicicletas muestreadas estaban candadas fuera de los aparcabicis.

El Observatorio de la bicicleta de Vitoria-Gasteiz es un instrumento creado por la asociación Gasteizko Bizikleteroak en 2007 con el objetivo de facilitar y mejorar las condiciones del uso de la bicicleta en la ciudad. En 2009 Gasteizko Bizikleteroak y el Centro de Estudios Ambientales del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz (CEA) firmaron un convenio de colaboración para el desarrollo y mantenimiento del Observatorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *