El Bus Eléctrico Inteligente se licitará a primeros de 2018

El BEI tendrá un trazado de 10 km

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha asegurado esta mañana en comparecencia pública junto al alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, y el diputado general de Álava, Ramiro González, que el Bus Inteligente Eléctrico (BEI) de la capital alavesa podrá ser licitado a primeros de 2018.

En un acto celebrado esta mañana en Artium, los responsables de las tres instituciones Tapia, Urtaran y González, han explicado los detalles del proyecto con el apoyo de la directora del proyecto Cristina Lopez (ETS). Se ha completado el proyecto para la implantación del BEI en la ciudad de Vitoria-Gasteiz con el objetivo de convertir al transporte público en más sostenible y competitivo.

El proyecto del BEI cuenta con un presupuesto base de 42.850.000 euros y el convenio para su financiación será aprobado de forma inminente. El reparto de la financiación sigue el modelo llevado a cabo para la construcción del tranvía: Gobierno Vasco 65%, y Diputación Foral y Ayuntamiento 17,5% cada uno.

El ente público ETS, en virtud de encomienda de gestión realizada, ha desarrollado el proyecto técnico. Una vez finalizado y tras la redacción del Pliego de Condiciones Técnicas y Administrativas, se procederá a la licitación, por parte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, de la implantación del sistema de bus eléctrico en la actual línea 2, que será explotado por la empresa municipal TUVISA.

Una vez analizada la red de transporte urbano de Vitoria-Gasteiz, y concretamente en las líneas de autobús que gestiona TUVISA, se identificó que el trayecto que más viajeros tiene es la línea 2. Esta línea circunvala Vitoria y su trazado discurre por sitios tan emblemáticos e importantes para la vida diaria de los vitorianos como la estación de autobuses, el Hospital de Txagorritxu, Gobierno Vasco o el estadio de Mendizorrotza.

Es por estas razones que la línea 2 fue la elegida para implementar el nuevo proyecto del BEI y convertirla en un transporte más eficiente y competitivo reduciendo el tiempo de recorrido.

El BEI tendrá un trazado de 10 km en la que se integrarán 24 paradas nuevas por sentido, ubicadas en emplazamientos que en la actualidad disponen de paradas “convencionales”. En lo que respecta a las paradas, la estética de las marquesinas será semejante a las del tranvía, pero se ha implementado en el OPI una pantalla más grande de 29”, LCD, para mejorar la información multimedia que se desarrollará en tiempo real, ofreciendo los datos de tiempos de espera o de conexión con otras líneas. Además, las paradas dispondrán de sistemas de atención al público con voz y vídeo.

Por otra parte, en los estudios previos se ha realizado un análisis detallado de las diferentes soluciones tecnológicas de carga eléctrica de autobuses existentes en el mercado. Finalmente, se ha optado por el sistema de carga de oportunidad con pantógrafo invertido, proyectando dos cargadores por línea, es decir, dos para cada sentido de circulación: en Boulevard y Mendizorrotza. Esta decisión se ha adoptado con el objeto de asegurar el servicio incluso ante el fallo de uno de los sistemas de carga.

Las características de los vehículos posibilitan durante la explotación una carga rápida de 5 minutos por vuelta, pero se han incorporado dos puntos para ofrecer mayores garantías. La carga de oportunidad o carga rápida va a ser por contacto superior con pantógrafo (ya sea en el propio vehículo o en la infraestructura de carga). Se prevé equipamiento en cocheras, donde se realice la carga de regulación nocturna, cuando las unidades estén aparcadas.

En lo que respecta a las comunicaciones, se va a construir un anillo de fibra óptica que unirá todas las paradas del BEI con el Centro de Control de TUVISA, con el Centro de Control de Tráfico (para controlar la prioridad semafórica), y con las oficinas municipales en San Martín. De esta manera se convierte en un sistema más seguro e interconectado que se monitorizará desde puesto de mando.

En cuanto a la validación y venta de títulos, una de las novedades con respecto al sistema de funcionamiento convencional de TUVISA, es la cancelación en parada, así como la posibilidad de comprar títulos ocasionales, recargar la BAT, o pagar con tarjeta de crédito, y con BARIK o MUGI. Otra de las novedades es la posibilidad de adquirir la tarjeta BAT en las paradas de la estación de autobuses, Mendizorrotza y Boulevard. Todo este nuevo sistema de ticketing, semejante al usado en el tranvía, redundará en una disminución de los tiempos de parada y por lo tanto de los tiempos de recorrido de la línea.

Por las calles de Vitoria-Gasteiz circularán 7 autobuses de 18 metros y 6 de 12 metros  de longitud, 100% eléctricos, que incorporarán desarrollos tecnológicos innovadores adaptándose a los requerimientos del transporte del futuro. Como novedades, incorporan sistemas de seguridad y ayuda a la conducción (ayuda a aproximación a parada mediante guiado óptico), mejoras en la accesibilidad (mayor capacidad y piso del autobús más bajo que los convencionales), apertura de puertas manual mejorando las condiciones de climatización y por último, al tratarse de un autobús eléctrico destaca la ausencia de ruido, mejorando la calidad acústica de la ciudad y de las condiciones de trabajo de los propios conductores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *