El Ayuntamiento estudia la viabilidad de crear una comercializadora municipal de energía eléctrica

La medida otorgaría al Consistorio mayor autonomía como comprador y ceder o donar los sobrantes a otros colectivos

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz analizará mediante su Agencia Energética la viabilidad medioambiental, social, económica y legal de adquirir energía eléctrica mediante fórmulas alternativas a las actuales.

En concreto, medidas como convertirse en un consumidor directo de mercado mayorista de electricidad o mediante la posibilidad de crear una comercializadora municipal. Esta segunda opción permitiría al Ayuntamiento contar con una mayor autonomía como comprador y podría habilitarle incluso a ceder o donar los sobrantes a colectivos menos favorecidos para reducir la pobreza energética.

El Consistorio, por el momento, ha encargado un estudio que desarrollará la empresa ‘Som energía-Energia gara’ por 6.929 euros (IVA no incluido) de cara a valorar distintas opciones en un futuro.

La elaboración de este informe es parte del acuerdo suscrito con Podemos para sacar adelante los presupuestos. Jorge Hinojal ha destacado que el objetivo de esta media es que “la comercializadora municipal de energía pueda servir a toda la población gasteiztarra de forma directa y, en consecuencia, llegar a los hogares que no pueden poner calefacción o encender una bombilla por problemas económicos para luchar contra la pobreza energética”. “Hablamos de eliminar intermediarios y, a largo plazo, generar mediante renovables nuestra propia energía y ser autosuficientes”, ha defendido el portavoz del grupo.

Gasto de 18 millones en energía

Actualmente, según los últimos datos con los que cuenta la Agencia municipal de la Energía, el Ayuntamiento cuenta con un gasto anual en energía de casi 18 millones de euros (datos de 2015), entre alumbrado público (3,8 millones), edificios (10,2 millones) y otros recursos como el transporte público, el mantenimiento de las zonas verdes y los jardines (3,8 millones).

Este estudio se realizará tomando como base a los datos eléctricos con los que cuenta el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz sobre la propia institución y las diferentes empresas municipales. Se utilizarán los diagnósticos económico-energéticos ya realizados, teniendo en cuenta tanto edificios municipales como el espacio público.

La empresa contratada deberá presentar en un plazo de tres meses una descripción del mercado eléctrico actual y evaluar las diferentes opciones que podría barajar el Ayuntamiento. Además, realizará una aproximación a diferentes posibilidades paralelas y complementarias, una comparativa y un documento de conclusiones. La firma ‘Som energía-Energia gara’, además, se encargará de elaborar un documento con las ventajas e inconvenientes de cada una de las opciones, así como de relatar experiencias reales llevadas a cabo en otras ciudades. De la misma forma, el informe incluirá un cronograma con una hoja de ruta de implantación de las diferentes acciones a futuro.

Durante los últimos meses, el Centro de Estudios Ambientales ha estudiado los pasos dados por otros Ayuntamientos del Estado. En el caso de Avilés, por ejemplo, ya adquieren la energía eléctrica directamente al mercado para aplicarla al alumbrado público, el mismo modelo que quiere implantar Zaragoza (que también comprará directamente la energía de los edificios municipales). Pamplona y Barcelona, por su parte, también tienen la intención de poner en marcha una comercializadora. En el caso de Valencia, por poner otro ejemplo, han realizado un estudio como el encargado por Vitoria-Gasteiz pero aún no se han decantado por ninguna de las opciones.

OTROS ARTICULOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *