Amaina el temporal

Las fuertes rachas de viento del fin de semana dejan paso a la nieve

El temporal de viento que obligó a activar las alertas por fuertes rachas amaina de cara a la semana y dejará paso a la nieve. Aún así, los efectos del temporal todavía pueden apreciarse en diferentes zonas.

Los bomberos han realizado hasta 313 salidas por las múltiples incidencias  como consecuencia de los fuertes vientos que han azotado la provincia durante las últimas 72 horas, que han provocado: caída de ramas, árboles, cables de telefonía, sombreretes de chimeneas , torretas de iluminación , protecciones de torretas de alta tensión, carteles, señalización de tráfico, tejas, planchas metálicas de soportales y fachadas, objetos con peligro de caer a vía pública, bajantes, claraboyas, contenedores desplazados, cerramientos de tendederos, cristales rotos de puerta y ventanas, vallas de obra, antenas de televisión, baldosas…

La previsión de hoy es de cielos nubosos, especialmente durante la primera mitad del día con chubascos débiles. El viento soplará del oeste-noroeste flojo a moderado, girando a suroeste a primeras horas, lo que mantendrá las temperaturas máximas sin cambios aunque podrían producirse heladas débiles en algunos puntos.

La nieve únicamente ha dificultado el paso por el puerto de Opakua, cerrado para para camiones y vehículos articulados y con necesidad de cadenas para los turismos. Durante la madrugada la nieve se ha situado en los 1.000 pero durante el día ascenderá hasta los 1.5000.

Para mañana y pasado, Euskalmet ha anunciado alerta amarilla por nieve en las zonas del interior a partir de las 18: 00 de la tarde, cuando la cota de nieve podría descender hasta los 1.000 metros e incluso los 700-800 durante las horas finales del día.

OTROS ARTICULOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *